¿Necesitas un traductor especializado en el habla inglesa?

En un mundo cada vez más global, son muchas las empresas que tienen la necesidad de contratar los servicios de un traductor especializado en habla inglesa. Hasta aquí todo claro, el problema está en que en muchas ocasiones, no sabemos muy bien qué debemos tener en cuenta a la hora de contratar a un profesional de la traducción de idiomas.

Conscientes de ello, hemos preparado un post en el que te vamos a dar una serie de consejos que te ayudarán a acertar con la contratación de un traductor profesional. Toma nota.

Debe estar registrado como autónomo

Si estás buscando un profesional de la traducción para trabajos puntuales, es fundamental que esté dado de alta como autónomo, para así poder emitir una factura y contratar sus servicios de manera legal, cumpliendo con los diferentes tipos de impuestos.

Experiencia

La experiencia es clave a la hora de contratar a un traductor, ya que si cuenta con una larga trayectoria, será sinónimo de que lo hace bien y ofrece una buena calidad. De lo contrario, sería extraño que pudiera llevar tantos años dedicándose a este sector.

También es de valorar que el profesional tenga estudios relacionados con la traducción, ya sea una carrera, un módulo o un máster. Cuanta mayor sea su formación, más altas serán las probabilidades de obtener unos buenos resultados.

Tarifa

Evidentemente tendrás que prestar a la atención a la tarifa, ya que los buenos traductores acostumbran a tener unas tarifas bastantes elevadas, aunque sin duda merece la pena.

Lo normal es que el precio por palabra traducida oscile entre los 0,05 y 0,10 euros, una cantidad que incluso podría ser más elevada en el caso de los traductores más reputados.

Capacidad

También deberías saber la disponibilidad y la capacidad del traductor, ya que es importante que te asegures de que va a poder afrontar todos los trabajos que le propongas. Debes tener en cuenta que por lo general, un traductor profesional que trabaje una media de 8 horas al día traduce entre 2.500 y 3.000 palabras diarias, aunque esta cantidad podría variar en función de la dificultad de la traducción.

De español a otro idioma, más caro

Debes tener en cuenta que las traducciones de textos de español a otro idioma, suelen tener unos precios más elevados que las traducciones de otro idioma al español, al menos en nuestro país. La razón es clara, y es que siempre va a ser más sencillo traducir a tu propio idioma que al contrario.

Presupuesto

Aunque los traductores acostumbran a cobrar por palabra, si tienes pensado encargarle una importante cantidad de trabajos, te recomendamos que trates de negociar con él para que te elabore un presupuesto pactado. De esta manera sabrás con exactitud el precio que vas a tener que pagar por sus servicios y si realmente vas a poder o no afrontarlo con garantías, olvidándote de sorpresas desagradables.

Estos son los puntos más importantes que debes tener en cuenta antes de contratar un traductor. Toma nota de ellos y no dudes en aplicarlos antes de realizar la contratación.