Consejos para garantizar el mejor descanso de los peques de la casa

Uno de los temas más importantes para el rendimiento de los niños se encuentra en el descanso. Dormir bien garantiza que recuperen todas sus energías para el día siguiente y puedan rendir plenamente tanto en la escuela como en sus juegos y actividades extraescolares.

Descanso físico e intelectual

El descanso adecuado, en un entorno agradable que lo asegure, les permite el reposo físico e intelectual necesario para las actividades y el aprendizaje continuo a que están expuestos en esta etapa de su vida. Por ello, conviene tener en cuenta unos cuantos consejos sencillos que aseguren su sueño en las mejores condiciones.

Diez consejos para un buen descanso

1. Hay que elegir un buen colchón adecuado a su edad y peso. Un colchón firme, no excesivamente duro, que se ajuste a las características del niño, hará que su columna vertebral esté correctamente alineada y que su cuerpo encuentre el máximo confort.

2. La almohada también tiene que ser apropiada, de tal manera que facilite la mejor posición de la cabeza y la relajación del cuello.

3. La ropa de cama está en relación con la temperatura del cuarto para proporcionar comodidad, pero evitando el exceso de calor y de peso.

4. La habitación tiene que ser un espacio tranquilo y agradable. El niño dormirá mejor en un entorno que induzca a la relajación, sin colores chillones y sin ruidos. Los dormitorios juveniles con unas condiciones adecuadas serán los lugares ideales para reponer energías

5. Conviene, sobre todo en el caso de los más pequeños, inducir una rutina del sueño, como ir a la cama más a menos a la misma hora o contar o leer un cuento antes de dormir.

6. Las actividades muy estimulantes dificultan la aparición del sueño. Los juegos con pantallas, con ruidos intensos o que estimulen el sistema nervioso no son los mejores para esos momentos. Es más propio leer o ver una película.

7. El ejercicio físico siempre será el mejor aliado del descanso. La actividad deportiva hace funcionar de manera más saludable nuestro organismo e induce con mayor facilidad el sueño. El ejercicio resulta mejor si se hace por la mañana o durante el día, por la noche puede resultar contraproducente debido a su actividad estimulante.

8. Las cenas ligeras y un poco distanciadas de la hora de ir a la cama vienen mejor. Además de favorecer el sueño, también favorecen la digestión.

9. Por supuesto, hay que evitar las bebidas estimulantes, como el café o el té, y en la gente joven las colas o las bebidas energéticas que tanto les gustan y que suelen tener dosis muy elevadas de cafeína.

10. Es conveniente regular las horas del descanso, sobre todo en vacaciones. Si se levantan tarde y además se echan siesta, será difícil conseguir que duerman bien por la noche las horas seguidas que se precisan para que el reposo sea completo.

Un descanso adecuado hace que los peques recuperen energías físicas e intelectuales. Después de dormir bien, estarán más alerta y dispuestos para sus múltiples actividades, más felices y saludables.

The following two tabs change content below.

Silbo Gomero

Bienvenidos a mi Blog de Salud y Belleza personal. Mi nombre es Silbo Gomero, médico profesional y obsesionado por la belleza. Descubre los mejores consejos y trucos para encontrarte mejor contigo mismo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *